MIS NIÑAS


Se van! No me lo puedo creer! Cómo pueden pasar tan rápido dos años? Cómo voy a sobrevivir sin los rotuladores de colores de Nuria? Sin esa sonrisa directamente proporcional a las burradas que yo digo? Sin el olor a su perfume, tan... tan ella, que cuando te abraza, con esos abrazos deliciosos, se queda en tu ropa un ratito más...

Y sin el baile de San Vito de Eva y su optimismo desquiciante.  
- Vaya mierda de gala, no tenemos tiempo!
- Que noooo! Que va a quedar mú bonita! Ay qué gala más bonita! Te he hecho un plano en 3D con bodoques en las esquinas, con todos los nominados, los tengo controlaos!!!
Para que luego venga la petarda de Ángela Rodicio y cambie los números, porque ella lo vale... 

Cuando vas teniendo años, corres el peligro de perder la ilusión. A base de inflarte las pelotas, la gente consigue que no quieras ir al cole por las mañanas. Pero cuando llega un soplo de aire fresco en forma de contratados en prácticas, que se incorporan a esta profesión en el peor de los momentos posibles y tienen tantas ganas de todo, te recuerdan cómo eras al principio, cuánto te gustaba esto y que tienes que seguir dando gracias por tener un trabajo que, a pesar de los pesares, te sigue dando satisfacciones.

Estas niñas están todo el día dando las gracias por todo, y hoy es el día en que se las devuelvo.

Gracias por ser maravillosas. Por sonreír siempre. Por hacer dos millones de cosas más de las que os corresponden. Por no decaer. Por recordarme quién fui una vez. Por saber distinguir los gritos que le doy al Universo de los otros. Por los colores. Por las pizarras. Por las plantas de cámara. Por ser como sois.

Os deseo el más brillante de los futuros. Lo váis a tener, lo sé. Y cuando babee llena de orgullo viendo alguno de vuestros trabajos, podré decir con nostalgia infinita y orgullo de madre: empezaron conmigo!

Os vamos a echar mucho de menos... en el trabajo, en nuestras vidas vais a estar.

Comentarios

Publicar un comentario