LUNA LUNERA CASCABELERA
















A veces es necesario parar, sentarse, respirar hondo, dejarse ir. Hay gente que eleva la generosidad a la máxima expresión y termina olvidándose un poco de sí misma, aunque no lo puede evitar, es su naturaleza... No podemos instalarnos en el optimismo permanente, tarde o temprano nos pasa factura. Y cuando esto ocurre debemos acordarnos de las veces que hemos acudido al rescate de algún amigo organizando una fiesta en casa, abrazándole, llevando sopita caliente. Debemos recordar por qué hicimos esas cosas, cómo nos sentimos al hacerlas, cómo se sintieron esos amigos rescatados y dejarnos querer. Las familias del siglo XXI no comparten ADN. Se van montando por etapas. Si tienes suerte, puedes conservar hermanas de tu infancia, pero si no, no importa, irán apareciendo poco a poco, en tus 20, en tus 30, en tus 40, de formas inesperadas, en la Universidad, en el trabajo, en internet. Y no importa cómo lleguen, lo que importa es que desde el principio te das cuenta de quiénes llegan para quedarse y sabes que ya nunca estarás solo. Y cuando llegue el momento de gritar pidiendo ayuda sabrás que no te has equivocado, porque aquéllos a los que esperas están ahí con guirnaldas, nubes de azúcar, gominolas y aceite de masaje.
A partir de este momento ya todo será mejor. Te quiero.

Comentarios

  1. Un homenaje al ser humano en un mundo tan individualista y atomizado. Que bien vendrían unos miles de Anas (igual ya estan) para matizar la vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Eres un amor. ¿Cómo se llama tu Blog? Ayer intenté mirarlo en tu perfil, pero a finales de verano estoy un poco rubia y no lo encontré. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Te aseguro que es algo disparatado. Para que no te quejes tanto de tu suerte con Eros, te aseguro que la penúltima entrada "Un golpe final de suerte" es mi autobiografía. Todavía sin haber llegado al bucle final. Mis disculpas por el comentario de tu entrada anterior. Donde dije como un imbécil"Te cuelgo comentarios por lástima" debí decir Me encantaría adelantarme aún más y leernos por sobre tu hombro mientras los escribes. Te pido disculpas pero soy tan torpe que Eneko al lado mío parecería Chris Hemsworth. Un abrazo
    WWW.opinionessincriterio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Ana... ¡¡¡Qué grande eres!!! Recuerda que te coma entera la próxima vez que te vea...

    ResponderEliminar
  5. espero que a mis 40 vengan, pq hasta ahora tomo café, hago compras,... conmigo mismo todos los días...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario