SOBREVOLANDO LOS PROBLEMAS












El señor Mas llegó el otro día al Parlament en helicóptero. Los políticos evitan el contacto con la ciudadanía una vez concluido el proceso electoral. El proceso electoral concluyó hace unas semanas y ellos han vuelto a lo mismo.
Cuando surgió el 15-M, a semana escasa de las elecciones, a TODOS los partidos se les pusieron los pelos como escarpias. Por mucho que les jodiera, intentaron confraternizar y entonar un falsísimo mea culpa diciendo que es cierto, "que a veces, sin querer, nos alejamos de los ciudadanos porque nuestras responsabilidades son tan grandes y tan superiores al pobre entendimiento del contribuyente, que nos vemos obligados a tomar medidas que os puede parecer que no os gusten, pero con un poco de azúcar, se tragan divinamente".
No quiero mencionar a los energúmenos que han conseguido que se desvíe la atención de lo verdaderamente importante: en el Parlament se ha vuelto a penalizar al pueblo llano con medidas que recortan su derecho a Sanidad y Educación por la mala gestión de una personas que, en su mayor parte, han vuelto a ser elegidas. Todo lo demás es una cortina de humo. Se han vuelto a hacer pactos que ignoran la voluntad popular, en muchos ayuntamientos no gobierna la opción más votada, cualquier ley que permite esto, es una perversión de la democracia. No entiendo por qué tanto encono con defender las instituciones con el pretexto de que están para hacer respetar la voluntad popular, cuando esas mismas instituciones, con triquiñuelas legales, se pasan la voluntad ciudadana por el arco de triunfo.
No es peligroso cuestionarse el sistema. Es sanísimo. Es fundamental. Y ver que hay tíos insultantemente jóvenes que lo tienen claro, me tranquiliza. Eso quiere decir que no todo está perdido. Pero a los señores Parlamentarios, no les interesa ver que haya otras personas con mentes abiertas que les puedan enmendar la plana desde la más absoluta humildad, igual que han fundado una empresa de la nada, desde un pueblo pequeño, sin que se les despeine el tupé.
Os dejo con Pau, que últimamente es mi ídolo.



Comentarios