VEINTE AÑOS NO ES NADA...













(c) Napaboy

Cuando yo me jubile, a los 67 años -de momento- habré cotizado exactamente 25 años más que mis antiguos compañeros, esos que había que mandar a casa para aligerar la carga de la televisión pública y que se han ido con 52; y 22 más que los cuerpos de seguridad del Estado, que creo se prejubilan a los 55, porque deben tener condiciones físicas especiales. Creo que una de las reivindicaciones de los Controladores Aéreos en su nuevo convenio, es también la prejubilación a los cincuenta y pico, con el 100% de su sueldo (que no es moco de pavo). También se ha hablado de CajaMadrid... Total, que vamos a quedar cuatro viejos chochos currando para un regimiento, y vosotros me diréis, si ya no me acuerdo dónde guardo las bragas, dentro de veinte años, no me quiero ni imaginar dónde acabaré cuando intente llegar al trabajo.
¿No les dará vergüenza a los controladores de cincuenta y pico ir a vigilar las obras de los agüelillos de 70? ¡Ah, no! Que ellos organizarán viajes del chupi-inserso a las Islas Fiji, y se operarán continuamente hasta que esto sea un sinsentido y botones de 80 años lleven las maletas a ociosos con pinta de treintañeros trasnochados.
Lo malo de todo esto es que peor no se puede hacer y que viene Rajoy sí o sí, bueno si Esperanza no espabila, que eso está todavía por ver. A ella nada le gustaría más que ser la primera First Lady bilingüe con First Lord consorte. Y nos vamos a enterar de lo que vale un peine. No habrá ni Sanidad ni Educación públicas, y, por fin, seremos como los Estados Unidos de América antes de que intentaran imitarnos. ¡Qué paradoja!

Comentarios