SUEÑOS














Estoy sentada en un patio de butacas de una especie de cine, no muy grande, antiguo, asientos tapizados en rojo. Suena música, hay mucho ruido, parece un show. Mi acompañante me habla: "Now watch out, don't worry, the wall will explode, but everything is under control!" Me giro hacia él, es Hugh Jackman, me coge la mano y yo flipo en colores. El muro estalla hacia nosotros, pero todo está bajo control. Le hablo: "Are you nervous?" Lleva mi mano hacia su pecho para que note los latidos de su corazón, pero el corazón que casi se sale de la caja torácica es el mío. Está extrañamente huesudo, le hacía mucho más musculoso, algo me extraña. En ése mismo instante suena un leve pitido, ¡que no sea el despertador! ¡que no sea el despertador!, ¡mierda, es el despertador! Hoy no tenía que levantarme tan pronto.
Un momento antes de oír el despertador fui consciente del sueño, algo que no cuadraba me había sacado sólo un poco... ¡era esto! ¡esto era lo de Nolan, lo de Origen, la patada! Y fue uno de esos momentos en los que ves la luz, pero te jode un montón, porque estás medio consciente, y sabes que si hubieras seguido soñando la noche habría ido a mejor, y aprietas fuerte los ojos, pero ya no hay vuelta atrás, te has despertado aunque te parezca que no.
Igual debería volver a ver Origen.

Comentarios