¿ORIGEN?... ¿DE QUÉ?












A ver si me he enterado, que yo, lo soy, es guapa: Es posible introducir en la mente de un individuo una idea, y hacerle creer que es suya. Y para eso necesitamos una parafernalia de sistemas de sedación en cascada y un equipo de expertos en arquitectura, psicología, química, espionaje.... ¡Por favor! Pero, ¿qué llevan haciendo nuestras abuelas desde el paleolítico? ¿O todavía hay alguien que cree que se les ocurrió a ellos solos salir a cazar? Y esa puta manía de que todo explote, todos corran, disparen, colisionen.... ¡Qué manera de derrochar! ¡Con la que está cayendo!
No hay que montar tanto pollo para conducir a alguien de forma sibilina a una conclusión que crea totalmente suya:
"Cariño, tienes razón cuando dices que igual deberíamos cambiar de coche." En un primer momento a él se le queda cara de póker, no recuerda en absoluto haber tocado el tema, pero si se trata de cambiar de coche... "Un dos puertas está bien para nosotros, pero en cuanto llevas a alguien, es un poco coñazo" Ya ha bajado la guardia del todo. Nos vamos a ir por ahí con nuestros amigos a vivir una eterna adolescencia, pero ahora con medios, sin tener que esperar a que tu padre te deje el coche, ¡genial! Embargado por su propia emoción no se da cuenta de que las personas que van a entrar por las puertas de atrás serán diminutas al principio, se llamarán Luna e Íker (porque esos nombres ya los tenía ella decididos desde mucho antes de saber quién iba a ser el padre) y que las vacaciones incluirán sólo parejas que a su vez tengan también hijos, porque cualquier elemento subversivo, de ésos que odian a los niños, podrían ponerle la mosca detrás de la oreja y descubrirle que, en realidad, no fue idea suya cambiar de coche, ni mudarse a vivir con ella, ni casarse, ni buscar una casa más grande, ni convertirse en su padre.
A lo mejor habría molado más que el argumento de Origen fuera insuflar en el subconsciente colectivo ideas revolucionarias como que la apariencia no importa, que la monogamia es un coñazo, que el trueque es lo más, y ver cómo cantidades ingentes de individuos se pegan pasadas a psicotrópicos tumbados en las playas del planeta. ¡Un fiestón!

Comentarios

  1. No puedo estar más a favor de tu desarrollo...¡Tanta alharaca para nada! Si es algo que se viene haciendo desde que el mundo es medio mundo, caramba...
    Y es cierto: no conozco a ningún ser más manipulador (porque la Historia la ha obligado así) que la Mujer (ojo, como símbolo no como género.)
    Por eso la película es un coñazo: la ha pensado, escrito y dirigido un Hombre (aquel que no sabe aún que la vida es menos compleja de lo que parece y él, más manipulado de lo que cree).

    ResponderEliminar
  2. Me da, que no te ha gustado.....

    ResponderEliminar
  3. menudo truño de peli señorita Mazuecos...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario