SUPERNANNY












Renato llegó a nuestras vidas como regalo de Reyes. Y menos mal, porque estaba a punto de ser devorada por una legión de enormes bolsas verdes de Carrefour, llenas de todo tipo de objetos, desde ropa a libros, pasando por documentos pendientes de clasificación y recuerdos de todo tipo. Y el trabajo que ha hecho, no podría haberlo pagado con dinero. ¿Alguna vez habéis repasado vuestra vida objeto por objeto, intentando recordar por qué demonios guardas un abrebotellas robado en algún chiringuito del orbe? Hay que partir de la base de que tengo un Diógenes desarrolladísimo, y cualquier porquería es susceptible de ser atesorada. Así que, ahí tenemos al pobre Renato, obligándome a ir vaciando centímetro a centímetro lo que ahora es su improvisado cuarto. Lo que él no sabía es que tendría que lidiar con dos lobas, y que la loba menor es peor que la madre. Cuando le dije a mi hija que Renato venía y nos lo iba a tirar todo, ella dijo: "Pues le tiramos a él por la ventana". "No, cariño, mira que sabe hacer pizza". "Pues que nos enseñe la receta de la pizza y luego, le tiramos por la ventana". ¡Vaya tela! Yo podría escribir un libro sólo con frases de mi hija. ¿Queréis algunas?:
  • "Mamá, ¿tus amigos son gays?". "Sí, cariño". "¿Y tienes más amigos gays, o amigas geishas" (6 años)
  • "¡Ay, mi niña, que se me hace mayor y no quiero que crezca!" "Tengo que crecer que si no, no llego a los sitios". (2 años)
  • "Fíjate, hoy le he dicho a Lucía: Hace dos años nos ignorábamos, y ahora compartimos un jardín secreto" (9 años. Y creo que el jardín secreto es literal, un trozo de jardín que piensan cultivar con huesos de fruta... ¡angelitos, no han oído hablar de las frutas transgénicas!).

¿Y cómo he llegado a mi hija? Porque hay que verla peleándose con Supernanny. "Katia, ven aquí un momento. ¿Los zapatos se dejan ahí? ¡Mira tu hija, lo que hace, pero claro, con ésa madre, que va a hacer la niña!" (Esto hay que leerlo con marcado acento italiano, que él niega tener).

Y yo me defiendo buscando algún punto flaco (que también los tiene): "¿Y a ti te gusta el azucarero tan moderno que tengo que se rellena solo?"

Y todas nuestras conversaciones acaban igual: "¡Eres una 'sorra'!"

Comentarios

  1. Suerte que te tienes merecida, a pesar de las ranas, Renato es desde luego tu mejor regalo de Reyes!

    Besos a los dos

    ResponderEliminar
  2. He llegado al blog a través de un amigo común, muy travieso y muy inteligente, que sabe qué y a quién recomienda.
    Es una maravilla tu blog, todas y cada una de las entradas. Un humor claro, situaciones reales vistas con un prima psicodélico y y positivo, y poblado de gente extremadamente divertida. Como tu niña. Y ahora Renato. Y tú.
    Gracias por brindarnos tan gratos momentos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias... Juan? Juan Ramón? Ramón?... Esto me anima a escribir más, y es una terapia estupenda!!! No sé cómo no la he descubierto antes. Bss desde el mar.

    ResponderEliminar
  4. A mi me interesa sobre todo el listado de tus amigas geishas...

    ResponderEliminar
  5. Pues si no estás ya escribiendo un libro con frases de tu hija, ¡no sé a qué esperas! Bueno, en realidad te animo a escribir un libro en lugar de un blog, porque me está encantando lo que leo. Y es que la vida hay que tomarla con sentido del humor... Por cierto, soy Pablo, la mierda del chico XD

    ResponderEliminar
  6. Pues sí eras tú. Es que he empezado a mirar comentarios de nuevos a viejos, porque yo, como Lucas, lo que soy es guapa!! Comemos next week.

    ResponderEliminar
  7. Disculpa... No me podrías prestar un ratito a tu amigo Renato???... NO! nooooo... No es que piense que el chico tiene una sonrisa celestial y que aparentemente, esté más güeno que el pan!!! Noooo... Es que llevo 5 años intentando hacer eso que tu has preguntado, dos desde que me lo tomé en serio, y esto es un sin vivir que va a poder conmigo!! Diógenes dices???... Estoy segura que algún/na psicóloga avezada, pronto conseguirá que se acepte el síndrome de la desquiciada como enfermedad tipificada y el tal Diógenes se ira a tomar viento... ¡Lo que yo te diga!... ¡Que cruz!

    NOTA: Ya solo me falta una habitación por escudriñar y reciclar de objetos absurdos e inservibles, en otro tiempo considerados recuerdos, donde he ido amontonando lo que no me decidía del todo a tirar sin mirar por falta de tiempo. ¡se que lo voy a conseguir! Con Renato o sin él. Dixit!

    ResponderEliminar
  8. Pues claro que lo vas a conseguir!!!! Ánimo. A mí me queda un rinconcito del dormitorio. Pero la mala noticia es que Renato se va mes y medio a Roma, y ya me ha avisado que como se encuentre igual la casa a la vuelta coge la puerta y... ¡me echa!
    Si cuando vuelva no has terminado, te lo paso un finde y verás lo que es el minimalismo llevado a sus últimas consecuencias.
    Y recuerda: ¿realmente necesitas algo que no has usado en un año?

    ResponderEliminar
  9. Querida Marivipsuperstar, lo importante es que cada vez que tire algo para volverlo a comprar te preguntas: Lo necesito de verdad?...Y ya veras que tu conciencia te hablara' muy que muy claro!!! REN supernani

    ResponderEliminar

Publicar un comentario