LA CRISIS DE LOS 40
















Cuando tu marido te dice: "Cariño, cuando cumplas 40 te voy a dar una sorpresa que te va a encantar!", lo último que esperas es que se largue y te deje plantada unos meses antes de tu cumpleaños con un bebé de 18 meses. Pero, sin duda, ésa es la mejor forma de entrar en los 40: pensando en millones de cosas, que no tienen nada que ver con el paso del tiempo.
Mis amigas medianas están empezando a cumplir 40, y se preparan psicológicamente para la crisis. Pues, bien, chicas: no os puedo ayudar.
Cuando cumplí 30, tenía un novio de 25, así que la crisis se supone que tenía que llegar cuando cumplí 35, y ya… ¿para qué? De los 40, ya sabéis… Así que sólo espero que no haya algún imbécil que me estropée también la de los 50 que está al caer. ¡Qué vértigo!
Y vosotros, jovencitos, que creéis que todo va muy lento, dentro de nada os acordaréis de mí cuando tengáis 40 y muchos y os preguntéis: "¿cuándo ha pasado todo este tiempo, y qué demonios estaba haciendo yo?" La respuesta es simple: estabas viviendo… como debe ser.
Las de la foto somos mi hija y yo en plena crisis de los 40. ¡No está mal! ¿No?

Comentarios

  1. Buff. Pues no se yo como será esa, pero la de los treinta me dio de lleno y fuerte. Recien cumplido esa edad se me vino el mundo encima y no me gustaba lo que tenía a mi alrededor, por lo que decidí dar un cambio de esos radicales en mi vida y, debo decir, que ha sido para bien.
    Pero fueron dos años muy, muy jodidos. Así que como me venga otra de esas en, digamos, cinco años adelante no se como me las voy a tener que apañar.

    ResponderEliminar
  2. Pasa de la crisis y la crisis pasará de ti!!

    ResponderEliminar
  3. Yo ,como lo que soy ,es guapo,pues no me entero...¿ asi que una a los 30 y otra a los 40?,¡¡ ves,si es que no me entero !!osea que me tendria que haber separado,emborrachado,cambiado de profesion,novias y,o ciudad...demasiado para alguien fundamentalmente guapo como yo,creo que si me acuerdo tendre la de los 50.

    ResponderEliminar
  4. No te preocupes, que me voy a ocupar personalmente de que la tengas.

    ResponderEliminar
  5. Yo ya pasé esa crisis, y aunque de una forma muy parecida a la tuya, no me pilló por sorpresa, sino que el sorprendido fue él... Y te estarás preguntando... Y que tal desde el otro lado???... Pues, ¡Igual de jodida que desde el tuyo! jajajajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, Marivip, siempre me he preguntado: ¿habría sido yo capaz de dar el paso? Al final lo agradeces, te quitan el peso de encima igual. Por cierto, me gusta mucho tu blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario